728 x 90

Revista 21

PUEBLOS MOLINEROS: HERENCIA. EL LEGADO DELVIENTO

  • III Época
  • Diciembre 2008
  • Por Aspas Manchegas
  • 149 lecturas

Es muy interesante que nuestro símbolo, el símbolo manchego por excelencia sea el molino de viento. En otras regiones de nuestro país tenemos que mirar a un edificio palaciego, un castillo o un templo, símbolos de la riqueza de ese lugar y de una clase pudiente en un momento dado. Aquí en La Mancha tenemos un símbolo que es sensiblemente diferente a los demás porque está relacionado con el trabajo de los hombres y las mujeres de esta tierra, un edificio industrial que forma parte ya de nuestra iconografía y permanece en nuestra retina aún estando a muchos kilómetros de casa. Herencia es una localidad única con un gran patrimonio cultural, natural y arqueológico, pero también es una de las pocas localidades manchegas que aún conserva molinos de viento.

Las maquinarias de nuestros distintos molinos no se conservan pero es una necesidad la reutilización de un edificio, como es el molino de Maritornes que forma que forma parte del patrimonio de Herencia La elección de hacer un centro de interpretación viene dada por distintos factores. En primer lugar la revalorización de un edificio histórico para la localidad. Por otro lado pensando en un factor práctico, utilizar el edificio como continente de una exposición original y de interés.

Cada planta del molino está dedicada a una temática concreta. En la cuadra o planta baja nos encontramos un recorrido por la Historia de la utilización del viento como energía fundamental para distintos usos en molinos de viento, así como diferentes tipologías dependiendo del país de origen. En la camareta o primera planta y como era de obligación está dedicada al caso particular del molino manchego tratando descifrar para el espectador el complicado mecanismo industrial del mismo. Por último en la parte del moledero, zona que albergara en su día toda la maquinaria, está proyectado desarrollar un estudio y exposición de la relación del pueblo de Herencia con sus molinos a lo largo de la Historia, teniendo especial sensibilidad con el entorno que rodea a los mismos.

En estos tres puntos básicos en los que se ha decidido desarrollar este proyecto reside la originalidad del mismo. Un visitante que quiera admirar un molino de viento manchego con su maquinaria, se desplazará a Campo de Criptana que posee las originales restauradas o puede ir a Alcázar de San Juan donde se ha instalado una maquinaria de nueva construcción y que en breve se inaugurará. Lo que ofrecerá Herencia será algo sensiblemente diferente, una visión más global pasando por distintas culturas y países relacionados con molinos de viento y haciendo un recorrido desde lo más genera hasta lo más particular. En definitiva dotar al molino Maritornes de una originalidad que sea el punto de distinción y que pueda crear atractivo para los distintos visitantes.

No me gustaría terminar estas líneas sin antes agradecer a Jesús Fernández Almoguera, alcalde de Herencia la confianza depositada en María Dolores Fernández Caballero, concejala de Cultura y en mi persona para desarrollar este ilusionante proyecto que sin duda ayudará a aumentar el atractivo de Herencia para aquellos que aún no tengan la suerte de conocerla.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.