728 x 90

Revista 21

TOCANDO TECHO

  • III Época
  • Diciembre 2008
  • Por Aspas Manchegas
  • 151 lecturas

El pasado 29 de Junio de 2008, todo el casco urbano y el término municipal moteño, se convirtió en modelo temático para los cerca de trescientos pintores congregados desde distintos puntos de España, dispuestos a reflejar en sus lienzos los lugares más típicos del pueblo molinero de Mota del Cuervo, encuadrado en la Ruta de Don Quijote. El pueblo tiene además una riqueza paisajística coronada por la Sierra de los Molinos desde donde se divisa la extensa llanura verde de viñedos de la Mancha. Se consolidó el éxito de la VI edición de Pintura rápida al aire libre, con las nuevas iniciativas de la empresa Napisa y de la Asociación Peña Fiesta Alegre, con otras importantes colaboraciones. Los pintores trabajaron desde las siete de la mañana hasta la tres de la tarde, para ofrecer la exposición de los cuadros respectivos en los aledaños de la Tercia, antiguo pósito real restaurado, que duró unas cuatro horas por la tarde.

Con sus creaciones, se convirtió Mota del Cuervo en una Escuela Pública de pintura artística. Según el tríptico, difundido en diversos medios de comunicación, los 26 premios, que se entregaron a los distintos pintores, supuso un total de 20.075 euros. Entre los galardones más destacados, el primer premio lo consiguió el pintor Josep Francés Anaya, de Alzira (Valencia), con 3.100 euros, financiado por la empresa Napisa. El segundo premio lo alcanzó el pintor Jaime Jurado Cordón, de Lucena (Córdoba), adquirido por el ayuntamiento de Mota del Cuervo, con 2.000 euros; y el tercero lo financió, con 1.700 euros la empresa Hierros y Transformados, otorgado al pintor Pedro Orozco Cristal, de Ceuta. Dentro de los restantes galardones, destaco el premio número 20, como mejor obra relacionada con los Molinos de Viento, que patrocinó el presidente molinero moteño Enrique Tirado Zarco con 500 euros y diploma ,entregado al pintor Pedro Lobato Hoyos, de Ubrique (Cádiz). La entrega de los premios se realizó en un acto público en la plaza de la Tercia, pronunciando los respectivos directivos unas palabras de agradecimiento y valoración, dirigidas a los pintores, y al numeroso público que participó en dicha Jornada. Intervinieron, en el acto de clausura, el alcalde Vicente Mota de la Fuente, el presidente de la Peña Fiestalegre, Carlos Cano España, y el presidente y director de Napisa, Angel Moreno Olivares. Se anunció que se editará un catálogo, con todas las obras premiadas, y se enviará un ejemplar a cada participante y pintor. En una encuesta de opinión, un grupo de participantes, que han venido durante los seis años, han alabado la perfecta organización de Napisa y de la Peña Fiestalegre, con las entidades colaboradoras, por los servicios, ofrecidos a los pintores y a sus acompañantes. En el Hostal Plaza, se repartieron unas seiscientas comidas.

Una novedad fue la visita turística, dirigida por la asociación Besana, el jurado formado por expertos, el disfrute de la piscina, junto con la actuación de un grupo de dulzaineros. También han participado personas de otras ediciones españolas de pintura, que han juzgado que este certamen es el más apropiado para la potenciación del turismo dentro de las ventajas, que se han conseguido por el aprecio mundial, que ya tiene la «Ruta de don Quijote». El conjunto de cuadros, que se obtienen por estos certámenes constituyen un gran valor para estudiar la historia y cultura de los pueblos manchegos. En la Mota, el apoyo de entidades relevantes, como la Asociación «Amigos de los Molinos» y otras empresas regionales abren un camino de mayor perfección y progreso. En dicho pueblo, sobreviven valores patrimoniales históricos, como los cántaros ibéricos, iglesias y ermitas medievales, y otros tesoros etnológicos, como las Fiestas de las Ánimas, de las Danzantas, y del Sapo.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.