728 x 90

Revista 20

"UN RETO AMBICIOSO, PERO RAZONABLE Y POSIBLE"

  • III Época
  • Diciembre 2007
  • Por Aspas Manchegas
  • 131 lecturas

Sr. Pregonero, Excmo. Sr. Rector de la Universidad de Alcalá, Don Virgilio Zapatero; Quijote Universal, Sr. Don Vicente Ferrer, presente a través de los representantes de la Fundación Vicente Ferrer; Dulcinea 2007, Doña Clementína Diez de Baldeón García; Dulcinea 2006, Doña María Luisa Araujo. Dignísimas autoridades, Sr. Presidente de Castilla la Mancha, Sr. Consejero, Presidente de la Diputación Provincial, Delegados, Sres. Representantes del Gobierno Argentino, autoridades…; Sr. Presidente de la Asociación de Amigos de los Molinos, amigo Enrique Vecinos y vecinas, amigos y amigas de los molinos, buenas noches a todos y a todas, y bienvenidos a Mota del Cuervo.
Quiero simplemente agradecer la ocasión que me brindáis los amigos y amigas de los molinos como Alcalde, para saludar este día de las fiestas molineras, y ante esta corte de autoridades y personalidades del mundo de la cultura, de la solidaridad, y de la política. Sé que me invitáis como Alcalde para que cumpla con mi función, y ya sabéis que si entre vuestras funciones está la de darle la vara al alcalde, con la sana intencionalidad de que la imagen de nuestros molinos sea la mejor posible, mi función entre otras, es la de dar la vara, como decía el alcalde de Toledo, a todas estas personalidades del mundo de la política que me habéis puesto delante, para que esa reclamación vuestra acabe siendo una realidad con su apoyo, del que como todos sabéis precisa nuestro ayuntamiento. Por lo tanto les daré, brevemente, por tratarse de una ocasión festiva, un poco la vara.
Como Alcalde, quiero plantear hoy aquí ante todos ustedes un reto ambicioso pero razonable y posible.
Siempre hemos dicho que nuestros molinos de viento, son el estandarte que alzamos, el de los moteños y moteñas, pero también el de todos los castellano manchegos, como símbolo de cultura, de paz y de solidaridad. Son por ello nuestros símbolos más universales, y en el sentido que les damos nos encontramos todos, mas allá de las diferencias entre las creencias políticas o religiosas de cada cual, porque no puede haber creencias justas que no admitan esos valores universales, de la cultura, de la paz y de la solidaridad, que nos unen. Por lo tanto, amigo Enrique, menudo acierto con el cartel del pregón de este año. Nos traéis a dos personalidades del mundo de la cultura y a su vez defensores en política de la cultura de la paz, como lo son el pregonero y la dulcinea. Y por otra parte nombráis Quijote Universal a un representante por excelencia del mundo de la solidaridad. Qué acierto en consonancia con lo que representan los molinos, y que acierto también por los méritos que sobradamente tiene acreditados este Premio Príncipe de Asturias que se llama Vicente Ferrer. Y que orgullo para nuestro pueblo el que esté hoy aquí representado, y que orgullo también el poder decir como Alcalde, que Mota del Cuervo, es un pueblo solidario, no sólo porque tenga molinos que le representan en este aspecto, sino porque su ayuntamiento tiene una partida presupuestaria de la solidaridad y colabora con proyectos de cooperación al desarrollo y de acción humanitaria, y precisamente este año con la Fundación Vicente Ferrer en el desarrollo del proyecto que están desarrollando en Rayadurg, en la India, para proveer de condiciones de habitabilidad dignas a los sectores de población más desfavorecidos de aquel lugar.
Pues bien, esos valores que nos enorgullecen, que nos unen, y por los que merece la pena gastar el dinero de nuestro presupuesto, son los que representan simbólicamente la imagen de nuestros molinos.
Y ahora, autoridades, es cuando saco la vara. En Mota, hemos tenido la mala suerte, de que las inclemencias meteorológicas que sufrimos el pasado mes de mayo, nos han arrebatado la imagen de los gigantes aspados. Yo sé, que se han sufrido daños en localidades cercanas por el mismo motivo, que entiendo como actuaciones de primera necesidad y de mayor urgencia que la nuestra. Todos vimos en televisión lo ocurrido en Alcázar de San Juan o en Campo de Criptana con las inundaciones. Sin duda las necesidades de estos pueblos vecinos y también molineros, eran prioritarias.
Ahora bien, yo tengo que plantear un reto político-administrativo hoy aquí, en dos sentidos. El primero dirigido a evitar que mi pueblo sufra lo ocurrido en estos pueblos vecinos ante posibles inundaciones.
Llevamos tiempo esperando, para que se desarrolle el proyecto del colector de inundaciones en la parte baja del municipio, con el fin de descongestionar la cogida de agua de lluvia de los colectores de alcantarillado. Necesitamos ese proyecto de manera urgente, y precisamos de la colaboración de todas las administraciones implicadas. Para evitar daños y perjuicios a los vecinos de Mota que pueden resultar afectados en caso de nuevas inundaciones, como ya les ha ocurrido en varias ocasiones y que temen que la siguiente pudiera ser como la de Alcázar de San Juan.
Y en segundo lugar, porque la ocasión lo merece, y porque la imagen de nuestros molinos, de los valores que representan, y por extensión de todo nuestro pueblo, también lo merece. Necesitamos acometer un proyecto de restauración y rehabilitación de los molinos de viento, y de desarrollo integral del Balcón de la Mancha, del entorno de los molinos. Por ello les planteo el reto de conseguir llevar a la práctica durante los próximos meses el inicio de estos proyectos, con el fin, de que durante el mandato de este singular Quijote Universal, y su Dulcinea, cuando el año que viene, den el relevo, podamos festejar no solo las fiestas molineras, sino también en ellas el cumplimiento de estos proyectos urgentes que necesita Mota del Cuervo.
Hay muchos más, pero ya les daré la vara en otra ocasión…
Amigos y amigas de los molinos, que disfrutéis todos de las fiestas molineras, y como vengo repitiendo en cada acto y en cada pregón, que comience la fiesta.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.