728 x 90

Revista 20

Presidente de la Diputación Provincial de Cuenca

  • III Época
  • Diciembre 2007
  • Por Aspas Manchegas
  • 133 lecturas

Estimados amigos de los Molinos:

Es un honor dirigirme a todos vosotros a través de la revista «Aspas Manchegas». Una interesante publicación, a través de la cual podemos conocer en detalle la intensa actividad que desarrolla vuestra asociación en defensa de nuestros molinos de viento.

Y precisamente por esa importante labor comprometida, entusiasta y continuada en el tiempo, os quiero dar las gracias de corazón. Gracias por preservar, con celo y mimo, esa parte fundamental de nuestro patrimonio etnográfico que son los molinos de viento; gracias por poner en valor uno de los principales exponentes de la industria tradicional, típicamente manchega; gracias también por contribuir a evitar que el paso del tiempo y la llegada a nuestra tierra del progreso y la modernidad, hayan desterrado para siempre del paisaje y de la memoria colectiva un elemento indisolublemente vinculado a nuestros campos y a sus gentes, y que es mucho más que una muestra representativa de arquitectura popular. A nadie se le escapa que los molinos de viento forman parte de nuestro patrimonio afectivo y sentimental.

Han sido muchas las firmas de personajes ilustres, vinculados al mundo de la cultura y la ciencia que han querido expresar, a través de las páginas de vuestra revista, su apoyo a la causa que tenéis entre manos. Una causa hermosa, sin duda, a la que yo también me adhiero en nombre de la Diputación Provincial de Cuenca, una institución que os agradece vuestro trabajo en la promoción de una de nuestras principales señas de identidad. La misma que en su día inspirara a Cervantes uno de los capítulos más leídos y comentados de su genial novela Don Quijote de La Mancha, por la que somos mundialmente conocidos, admirados y queridos.

Recibid un cordial y afectuoso saludo.
JUAN M. ÁVILA FRANCÉS

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.