728 x 90

Revista 20

ANTONIO FERNÁNDEZ, PREMIADO POR LA CÁMARA DE CUENCA

  • III Época
  • Diciembre 2007
  • Por Aspas Manchegas
  • 133 lecturas

Nuestro empresario moteño Antonio Fernández Peñalver, innovador de diversas e importantes iniciativas empresariales, a través de sus 55 años de ininterrumpido trabajo, acaba de recibir un diploma por sus méritos profesionales, junto con los de otros dieciséis seleccionados entre los empresarios de toda la provincia. El acto de entrega del diploma, tuvo lugar el día 11 de Mayo pasado, en un hotel céntrico de Cuenca, bajo la presidencia del titular de la Cámara, Agustín M. Tello Arcas, con la asistencia de más de doscientas personalidades representativas, según informó una nota de prensa.
Antonio Fernández, según su currículum profesional, nació en Mota del Cuervo en l.929. Inició su actividad como autónomo, junto con su esposa Dolores Alcázar Cantarero, gestionando una pequeña ferretería y una bodega de vinos, de su propia explotación agraria, que han ido creciendo hasta hoy. A la ferretería incorporó la venta de electrodomésticos de todas las gamas, de muebles y de cartuchería de caza, siendo socio accionista de TIEN-21.En los años 90 logró un importante empuje con la compra de una SAT y la concesión de una estación de CAMPSA, oportunidad para incorporar a sus hijos en la gestión de la empresa En los años 2.000 tejió una importante red inmobiliaria, con alquiler de viviendas y locales comerciales.
Antonio Fernández, junto a su gran empresa, es un defensor del diálogo social, del respeto y de la tolerancia, como lo practicó en sus años de juez de Paz, por encargo del ayuntamiento local. Es también defensor del asociacionismo a todos los niveles. Por ello, forma parte de todas las asociaciones vinculadas con sus empresas, así como de otras asociaciones, con otros fines. Forma parte del Consejo de Administración de la «Fundación Ntra.Sra. de Manjavacas», entidad dedicada a la gestión de una residencia para la tercera edad en Mota del Cuervo. Hace dos años, Antonio Fernández y Dolores, celebraron la fiesta de sus bodas de oro, junto a sus hijos y nietos, y ofrecieron a numerosas personas vinculadas a sus empresas, un acto popular de invitación y solidaridad, en el que se congregaron junto a sus familiares, empleados y amigos. Sus hijos le ofrecieron la edición de una revista, que recogió datos emotivos de su historia familiar. Destaca la simpatía y sencillez, que dedica Antonio Fernández a todos sus convecinos moteños, su constancia y ejemplaridad laboral.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.