728 x 90

Revista 19

LA FIESTA DE ÁNIMAS ELOGIÓ A LOS MOLINOS EN SUS DANZAS.

  • III Época
  • Diciembre 2006
  • Por Aspas Manchegas
  • 121 lecturas

Coincidiendo con el Festival de Primavera moteño, la Función de Animas ha cumplido este año 2006, con sus actos tradicionales, tanto los religiosos, como los relacionados con la Fiestas de las Danzantas, y los temas que se centran en torno al Sapo. La gestión de todas las actividades ha sido organizada por la comisión de oficios, asumidos en el rito final de las Fiestas del 2.005, por las siguientes personas: Capitán, José Pedroche Morales; Bandera, Paqui Martínez Perona; Banderín, Julia Regatero Tirado, y colaboradoras Esther Salido Mateos, y Tere Tirado Reguillo; y Junco, la niña Natalia Moreno Manjavacas, ayudada por su madre Vicenta Manjavacas.

La Fiesta principal coincide con el domingo de Pentecostés, en el que se celebró la misa mayor en la Parroquia, con el acompañamiento de los oficios, danzantas, con sus padres, amigos y familiares comprometidos. Se cuentan con más de 65 personas para apoyar todas las actividades, con el Porra y músicos profesionales, como el guitarrero, el dulzainero, y el tamborilero. Por la tarde tuvo lugar el Ofrecimiento ante el Cuadro de las Animas en el pretil de la Ermita de El Santo, con gran animación de público, que ofreció limosnas para hacer frente a los gastos de actividades. El acto más atrayente se halló, al final de la tarde, con el desfile de la asociación moteña de jinetes. El jinete corneta Ángel Gómez Montoya recogió en su caballo a las niñas y jóvenes que lo deseaban, pasando por la ofrenda ante el Cuadro de las Animas.

El lunes de Pentecostés tuvo lugar la misa por los difuntos, y el espectáculo por la tarde de todo el repertorio de las canciones y danzas, que se han preparado en los meses de Marzo, Abril y Mayo. Con el rito final de cambio de oficios, José Pedroche dejó la capitanía a favor del solicitante Angel Gómez Montoya, noticia que fue motivo de un gran optimismo por todo el público del ofrecimiento, al organizarse la nueva comisión de oficios (unos repitiendo y otros nuevos), asegurando la gestión para las Fiestas del año 2.007.

Estas Fiestas moteñas nos recuerdan a la Cofradía de animas, que fue la entidad que terminó asumiendo los tres motivos principales, que esencialmente se hallan unidos, aunque parezcan distantes: Primero, la devoción por los difuntos, propia de la religiosidad popular, desde el siglo XVI, se halló vigente y fortalecida en la parroquia de Mota del Cuervo, una vez superados los vestigios de la Edad Media.

Segundo: El texto de los cánticos y las danzas, relaciones y la «batalla entre cristianas y moras» se inspiró en muchos temas sociales, culturales, y religiosos, como sucede actualmente. Entre los versos del «Rollo de los santos» se incluyen homenajes a nuestros patrimonios históricos, y a los productos del campo. Los Molinos de Viento, se recogen en el siguiente verso: «Son siete molinos/los que hay en la Sierra/como vigilantes, como centinelas/como centinelas, como vigilantes/que cuentan las glorias del señor Cervantes»/.Las danzas son una gran escuela de formación para las danzantas. Tercero: Los pregones satíricos del Suero y del Sapo denuncian los males de la humanidad, de forma humorística, muy original. Con la «corrupción del ayuntamiento de Marbella», se ha logrado un entusiasmo popular, mayor que en otros años. La denuncia y solución del mal es fundamental para la religión cristiana., y para la sociedad actual. La Función de Animas moteña es un tesoro social, cultural y religioso. La mayoría del pueblo estima estas Fiestas.

Cayetano Manjavacas.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.