728 x 90

Revista 18

Pregón de las Fiestas Molineras

  • III Época
  • Enero 2006
  • Por Aspas Manchegas
  • 119 lecturas

Moteños y moteñas, señoras y caballeros,
paisanos y forasteros,
ciudadanos y ciudadanas, molineros y molineras,
charangas, peñas y rondallas.

Hoy pregono en esta Villa,
que fue un día cuna del Quijote,
y sigue siendo a pesar de los pesares,
Cuna del Quijote Universal y de Dulcinea.

Aquí nacieron molineros ilustres,
aquí en mitad de esta explanada,
se asoma Mota del Cuervo:
“El Balcón de la Mancha”.

Aquí en fiestas y romerías
a La Virgen de Manjavacas
llevan a las carreras
entre viñedos y algarabías.

Aquí hace 50 años nació
“La Asociación de Amigos de los Molinos”,
aquí, con la UNESCO, alentó los ideales de Paz,
Educación, Ciencia, Medio Ambiente y Comunicación.

Bienvenidos a esta Villa,
tan antigua y tan moderna
con sus 7 molinos manchegos,
con pasaporte europeo.

A la hora de la farra,
de corazón os deseo
que brindéis por la Virgen de Arriba:
Nuestra Sra. de los Ángeles,
que camelando angelitos, sopla el viento a los molinos.

Desde este lugar os pido,
que paséis por un momento,
del desamor y del dinero,
de los buenos y los malos.

Desde aquí compañeros de brega,
perdonad mi atrevimiento.
he de exigir buenas maneras,
a Oposición y Gobierno.

Mota, esta Villa, con su historia y sus blasones,
su herencia judía, árabe y cristiana,
con su iglesia: San Miguel, su ermita: San Sebastián,
sus glorietas, bulevares y sus 3 plazas «mayores».

Con su Auditorio, casa de cultura y sus 7 molinos manchegos,
con niños en las calles, con juventud alborotada,
y en cada balcón un tiesto,
y en cada verbena un pasodoble,
y en cada zaguán un beso.

Hoy 3 de septiembre, atropellando el verano,
que corra el vino y la risa,
huyan todas las tristezas,
las envidias y los celos.

Colocaos el womand,
la música que es para el cuerpo
el licor más exquisito,
el más sabroso alimento,
sin olvidar la Virgen de Arriba
sin olvidar el viento.

Mota el pueblo mas hospitalario,
el pueblo más sencillo, más amable,
el pueblo de la concordia y la conciliación,
¡El pueblo de todos!

Aquí, en Mota, nadie se siente extraño,
nadie se siente forastero,
coleguitas de las peñas
andaluces, extremeños, gallegos, vascos,
murcianos, asturianos y manchegos.

Aquí, rumanitas casadas,
salseritas caribeñas,
polaquitas del telón de acero, mulatitas ultramarinas,
indios, moros y cristianos.

Moteños de aluvión,
a gozar, que habrá tiempo de volver a los molinos,
al campo, a la oficina, a la hipoteca,
al barbecho, a la familia, al colegio...

Bebed, bailad, disfrutad
marcaos en las plazas el chinpún de los abuelos.

Ya lo decía Lope de Vega –enemigo de Cervantes–,
“Al molino del amor la niña alegre va,
a moler sus esperanzas, quiera Dios que vuelva en paz”.

Y me despido que es hora,
de bailes y no de versos.

Autoridades que prestan su apoyo:
la Comisión Española de la UNESCO
quiere felicitar a todos los que han colaborado
por demostrar una sensibilidad contribuyendo a alcanzar
los ideales de armonía, paz y progreso.

Moteños y moteñas
de tan cerca y de tan lejos
Molineros, acompañadme en el grito
que se me escapa del pecho:

¡Viva la Virgen de Arriba!
¡Viva la Gente Moteña!
¡Vivan los Amigos de los Molinos!
¡Vivan las Fiestas del Pueblo!

Muchas Gracias

Consuelo Vázquez Rueda
Directora de Programas de la Comisión Española de Cooperación con la UNESCO

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.