728 x 90

Revista 17

LOS MOLINOS Y DON QUIJOTE

  • III Época
  • Julio 2005
  • Por Aspas Manchegas
  • 127 lecturas

No cabe duda que cuando se produce un acontecimiento cultural de la envergadura que representa la conmemoración del cuarto centenario de la publicación de la magna obra de Don Miguel de Cervantes «DON QUIJOTE DE LA MANCHA», ejerce un influjo sobre las actividades culturales de este año 2005.
Hay que reconocer que el capítulo del Quijote dedicado a los molinos ha influido mucho en la literatura para el conocimiento en general de los molinos de nuestras tierras, personalmente tengo que hacer constar que en una entrevista realizada por un corresponsal alemán en donde su primera pregunta fue que influencia tenía la obra cervantina en los molinos mallorquines, mi impresión fue de sorpresa, indicándole que no existía relación alguna.
En distintas ocasiones hemos realizado diversos viajes por aquellas tierras para poder apreciar de una manera efectiva el conocimiento de su cultura y naturalmente el estudio de sus molinos. Con motivo de nuestra asistencia a Congresos y Reuniones referente al tema molinero y tenida la ocasión de visitar las principales ciudades y pueblos que comprende la ruta del Quijote, no podemos olvidar Campo de Criptana, El Toboso, Consuegra, Mota del Cuervo, etc.
No podemos dejar de reseñar que de la obra de Don Quijote de la Mancha se han realizado traducciones a la casi totalidad de idiomas del mundo entero y naturalmente también al mallorquín, yo recuerdo en estos momentos tres ediciones, una a principio del siglo pasado, otra en Palma y una en la actualidad todavía inédita realizada por el cervantista Sr. Casasayas, pero que al querer editar la obra se encontraron dificultades entre las expresiones mallorquinas y catalanas. No puedo dejar de consignar la obra realizada en Palma por Jordí Martí Rosselló que la versificó completamente y fue publicada por la Imprenta la Independencia el año 1998, obra que consta de dos tomos numerados y no puesta a la venta.
Nuestra Asociación siempre ha tenido en la mente el tema de los molinos y ha organizado viajes para conocerlos en su ambiente y así poder apreciar de una manera efectiva las diferencias que naturalmente surgen al compararlos con nuestros molinos mallorquines poder apreciar esta diferencia y la conducta que observan en ellos en otros países y regiones. Hemos visitado la región molinera de NORDFOLK (Inglaterra) invitados por la FRIEND OF NORFOLK WINMILLS para estudio de sus molinos y de la cual fui nombrado «Miembro de Honor» de la misma. Otra de las rutas organizadas fueron al Pas de Caláis (Francia) para admirar un Museo Molinero, Museo de Aram, Villeneuve D’ Ascq, muy interesante; también proseguimos por Holanda y Bélgica. En GIFHORN (Alemania) es en donde se ha efectuado una verdadera labor de colaboración, ya que logramos que en el museo MÜHLENPARK se construyera un molino harinero típico mallorquín de tamaño natural y copia exacta (con los planos) del primero que se encuentra en la Calle Industria de nuestra ciudad. Este molino convertido en museo posee en su interior vitrinas con piezas mallorquinas, trajes típicos, fotografías (antiguas y modernas) de nuestra isla y naturalmente de los molinos, su maquinaria esta completa y podría llegar a moler. No hace falta decir que asistimos a los actos de colocación de la primera piedra y naturalmente a su inauguración con grandes festejos. Este molino al que, bautizamos con el nombre de MOLI DE TRAMUNTANA es uno de los signos de orgullo de nuestra Asociación.


Para las rutas que hemos realizado por La Mancha, debemos hacer una mención especial- máxime en este año, en el que celebran el 50 aniversario de su fundación- pues estamos hermanados con la Asociación de Amigos de los Molinos de Mota del Cuervo ( Cuenca) cuando se desplazaron a Mallorca el 27 de Septiembre de 1997 y en un solemne acto efectuamos los nombramientos en Ses Cases de Sant Andréu de Petra. Con posterioridad nuestra Asociación, en Abril de 1999, visitó Mota del Cuervo, donde se refrendaron los actos de hermanamiento con el intercambio de placas y regalos. Durante estos actos tuve el honor de que se me entregara el nombramiento de «Molinero de Honor de la Mancha».
Hay que reconocer que los temas molineros en cualquiera región que los estudiemos tienen una capital importancia bajo sus aspectos patrimoniales, industriales y tan necesarios en la antigüedad para la alimentación, no las voy a enumerar puesto que todos Vds. los conocen. Al comparar los molinos mallorquines con los manchegos, veremos que las diferencias que en ellos podemos observar corresponden a sus construcciones exteriores. La maquinaria en general y con muy pocas diferencias es muy parecida, en la parte exterior , si notamos una gran diferencia. Las torres de los molinos manchegos son de una mayor envergadura y en su interior se realizan la casi totalidad de operaciones así como el almacenamiento de todos sus materiales y la capacidad de la torre es mayor que los mallorquines. La orientación del velamen para el aprovechamiento del viento se realiza en La Mancha con una barra exterior en forma de palanca y en los mallorquines con una palanca interior de la parte alta de la maquinaria.
Y como final a esta explicación sobre el Quijote y los molinos mallorquines y su conocimiento en el extranjero quiero relatar una pequeña anécdota ocurrida con motivo de la retención del barco en que viajaba en la Bahía de Palma el Cardenal Mastai Ferreti, que con posterioridad sería el Papa Pío IX, al quedar impresionado por los molinos de viento que existían alrededor de la ciudad de Palma. En cierta ocasión recibió una peregrinación y enterado que entre ellos había mallorquines, preguntó si todavía existían aquellos blancos molinos que el había conocido con anterioridad y que tanto le habían impresionado.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.