728 x 90

Revista 16

Dulcinea 2004

  • III Época
  • Diciembre 2004
  • Por Aspas Manchegas
  • 132 lecturas

Buenas noches
Como responsable de la Consejería de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, es un placer para mí aceptar el título de DULCINEA 2004, que tan generosamente nos otorga la Asociación «Amigos de los Molinos».
Una Asociación, que cuenta entre sus galardonados como QUIJOTES UNIVERSALES con personas de la talla de Federico Mayor Zaragoza y Fernando Savater, dos humanistas de reconocida trayectoria personal y profesional, que aportan a nuestra cultura, prestigio y creatividad con su sola presencia.
Actualmente, uno de los grandes retos de la humanidad ante la globalización, es la convivencia entre culturas, necesitamos aprender a vivir armónicamente, democráticamente, ejercitándonos para lograr el consenso entre diferentes particularidades culturales. Ello nos conducirá a la concordia que surge del proyecto de ciudadanía común, fundamento de la democracia. Y estamos convencidos, de que si aspiramos a un mundo mejor para todos, la cultura ha de ocupar un lugar primordial en los proyectos de desarrollo que emprendamos, ya sean de carácter humano, social, educativo o económico.
Comenzamos un nuevo siglo con renovados retos e ilusiones. Nuestra región tiene mucho que aportar a la cultura contemporánea, así como a la construcción de una identidad europea común. Pero para ello y para que Castilla-la Mancha se convierta en un autentico lugar de referencia, es imprescindible conocer y potenciar nuestro patrimonio artístico, cultural, histórico y natural. Por eso son tan importantes y necesarias iniciativas como las de «los Amigos de los Molinos», que con su trabajo contribuyen a la difusión de la cultura manchega, y trasmiten los valores humanistas que emanan del Quijote, valores que compartimos y con los que estamos comprometidos, siendo una buena muestra de ello, la celebración, el próximo año, del IV Centenario de la primera edición del Quijote.
Como mujer y como responsable de cultura, me siento muy honrada al recibir este premio DULCINEA 2004, que quiero dedicar a todas aquellas mujeres que sufren y pierden cada día su vida a causa de la violencia.
En Castilla-La Mancha hemos sido pioneros a la hora de tomar medidas para intentar frenar este proceso brutal. Desde la Consejería de Cultura apostamos por el acceso y la difusión de la cultura y los valores democráticos, como mejor método para fomentar la convivencia pacífica y el respeto mutuo, entre personas de diferentes géneros, orígenes y creencias.
El camino será lento, y mucho el sufrimiento de las víctimas, por eso quiero dedicarles este premio; a ellas y a sus familias, animándolas a no desfallecer, a luchar por sus derechos y a denunciar las agresiones de las que sean objeto.
No quiero entretenerles más. El Quijote Universal 2004 espera para recoger su premio. Sólo insistir en felicitar a la Asociación, en mi nombre y en el de la cultura, por su trabajo y compromiso.
(La consejera finaliza su discurso dirigiéndose a Federico Mayor Zaragoza y agradeciendo la labor que desarrolla a favor de la paz)
Gracias y Buenas Noches.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.