728 x 90

Revista 15

Apoyamos la promocion de los Molinos Moteños

  • III Época
  • Abril 2004. Extraordinario
  • Por Aspas Manchegas
  • 131 lecturas

Antes de entrar en el estudio de la política cultural que se desarrolla en la Diputación de Cuenca, es imprescindible hacer una referencia a la situación geográfica y social de la provincia, porque condiciona, de una manera determinante, cualquier planificación que se quiera llevar a cabo.
En este sentido, Cuenca con sus 17.000 m2 y sus 238 municipios en los que vive una población de 215.000 personas es una de las más extensas de España, al mismo tiempo que una de las que menos densidad de población tiene. Las consecuencias son evidentes: despoblación, dispersión demográfica, escasez de recursos y, por supuesto, una población envejecida.
Este marco general ha condicionado, necesariamente, la política de la Diputación en una doble dirección: Por una parte, intentando proporcionar a todos los ayuntamientos un soporte financiero y técnico para que puedan llevar a cabo sus competencias básicas y obligatorias y, por otra, llevando a cabo una labor supletoria en aquellas materias donde los ayuntamientos no pueden actuar, dados sus escasos recursos y buscando un reequilibrio territorial, en coordinación con el Gobierno Regional.
De acuerdo con estas premisas la política cultural de la Diputación tiene como objetivo el fomento de la identidad cultural, de la pluralidad de la demanda y del acceso a la misma, promoviendo el equilibrio entre la capital y el resto de los municipios de la provincia, a través de una programación adecuada que establezca una relación permanente con los municipios y el sector cultural no lucrativo o asociativo de la provincia.
Toda la política cultural se canaliza fundamentalmente a través de tres instrumentos fundamentales: la creación de infraestructuras estables, los programas propios de gestión directa que se desarrollan en el ámbito local y las subvenciones.
Respecto a los programas propios de actuación, pretenden abarcar los distintos sectores que conforma la cultura: Artes Escénicas, Música, Libro, Artes Plásticas, Patrimonio, Biblioteca y Cine. Son programas gestionados directamente por nuestro Departamento de Cultura, dado que requieren de una infraestructura técnica y económica adecuada de la que carecen los ayuntamientos. El resto de actuaciones son principalmente de ayuda y colaboración, y se encuadran en el objetivo de aportar recursos tanto a ayuntamientos como a los distintos colectivos que existen en la provincia, dentro de los sectores que integran la cultura.
En este sentido, las subvenciones tienen un doble efecto positivo, ya que no solo favorecen el desarrollo del grupo, colectivo o institución que las recibe, sino que además la comunidad suele percibir los frutos del esfuerzo de este grupo. De hecho, en el último año se han subvencionado más de 400 proyectos de asociaciones y de más de 140 Ayuntamientos, entre los que destacan los apoyos económicos para la promoción de los molinos moteños.
Asimismo hay determinadas instituciones, programas o actividades concretas que bien por su trascendencia, repercusión, tradición o prestigio necesitan del apoyo de la Diputación de forma permanente, como puede ser el caso de instituciones como el Teatro Auditorio de Cuenca, la Joven Orquesta de Cuenca o El Antiguo Coro del Conservatorio, las Universidades Populares o los Cine- Clubes. También es el caso de programas o actividades tan importantes como la Semana de Música Religiosa de la Ciudad de Cuenca, la Semana de Cine, Titiricuenca o la Semana de Teatro Grecolatino de Segóbriga.
Desde el Gobierno Provincial somos conscientes de que la cultura es un instrumento fundamental para el desarrollo y dinamismo en una sociedad, por lo que cada año intentamos dar respuesta a los distintos colectivos y ayuntamientos que forman nuestra provincia, de hecho es una de las áreas que cuenta con un gran apoyo presupuestario.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.