728 x 90

Revista 14

Mota del Cuervo: Camino hacia el IV Centenario.

  • III Época
  • Septiembre 2003. Extraordinario
  • Por Aspas Manchegas
  • 109 lecturas

Un camino, el “Carril de los Valencianos” o “Camino de los Pimenteros”, es el elemento de Mota del Cuervo que Cervantes integra en su obra. Un camino es lo que ahora tenemos que recorrer nosotros hacia el futuro inmediato. Un camino que tiene como destino final la celebración del IV Centenario de la edición en 1605 de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha. El trayecto es largo y duro, pero hay que hacerlo.

No cabe duda de que el Balcón de La Mancha será uno de los puntos de fijación en tan señalada fecha. Es por esto, que nosotros los moteños debemos desempeñar una función activa en todo lo que es el proceso de construcción y desarrollo del IV Centenario, un evento de dimensiones internacionales que ayudará a exportar la imagen de La Mancha como región de Europa y como esa misteriosa zona que despertó la curiosidad de los más famosos viajeros del siglo pasado, y que sigue atrayendo a cientos de miles de visitantes que no quieren morir sin haber estado antes en la tierra de Don Quijote.

Buena parte del progreso de nuestra región puede pasar a medio plazo por el éxito de este evento. ¿Quién le iba a decir a Miguel de Cervantes que ese libro que salía de la imprenta de Juan de Cuesta en 1605 reportaría tantos beneficios culturales, espirituales y económicos a la Castilla-La Mancha del siglo XXI? En este año Cervantes contaba ya con 57 años de edad. Atrás quedaban la Batalla de Lepanto (1571) y los años de cautiverio argelino (1575-1580). Atrás quedaban también las piezas teatrales no publicadas ( La destrucción de Numancia y Los tratos de Argel) y La Galatea que publicada en 1585 pasó indiferente. Atrás quedaban años de penalidades y estancias en la cárcel. Hoy por hoy, 1605 es el año de referencia para toda la Literatura Española; nacía el mayor de los iconos de la Historia de nuestra producción literaria: El Quijote.

El aniversario del Caballero de la Triste Figura puede ser para nuestra región y, más concretamente para nuestra localidad, un propulsor del P.I.B., un generador de riqueza, en definitiva. Esta fecha será además un hito para todo lo manchego; supondrá un nutritivo alimento para nuestra identidad cultural, no sólo de cara al exterior, sino también para nosotros mismos. En este sentido, Mota del Cuervo está dando los primeros pasos hacia la celebración de la que, sin duda, será la efeméride más importante de la Historia de la Literatura hasta ahora. Todos los sectores de la localidad se han de implicar en esta empresa demostrando una sólida cohesión de la sociedad moteña para con el IV Centenario.

El molino de viento es uno de los elementos imprescindibles tanto en el paisaje natural, como en el paisaje literario de La Mancha. Es por esto, que una de las partes fundamentales de los sectores de la localidad es la Asociación Amigos de los Molinos; siendo la primera en tomar las riendas del carruaje sobre el que se subirá el pueblo en los próximos años hacia el Centenario. Conviene detallar las iniciativas más destacadas de los Amigos de los Molinos de cara a este tema que nos abarca.

Si hay algo que caracteriza a esta entidad dentro de los pasos previos que se vienen dando, es la instauración del título QUIJOTE UNIVERSAL, un galardón con el que se pretende premiar la destacada actividad en la defensa y difusión de los valores manchegos de importantes personalidades e instituciones; son ya dos las personas que han recibido este título: José Bono, que ha sido el primero en recibir este reconocimiento, y Federico Mayor Zaragoza, que en septiembre de este año lo recogerá en un día, sin duda, histórico para La Mota del Cuervo; y serán más, porque este nuevo galardón lleva camino de consolidarse como uno de los más importantes de la cultura en Castilla-La Mancha. Como pasos previos también, se están llevando a cabo en el seno de esta entidad diversos actos que sin tener la trascendencia mediática del anterior, no por ello carecen de menor importancia y junto al Quijote Universal, invitan a que el resto de la sociedad moteña se implique en la defensa y exaltación de nuestros valores culturales. Las continuas moliendas, las lecturas del Quijote, los diversos actos culturales, los hermanamientos con otras Asociaciones de similares características, la edición del libro “Los Molinos de Don Quijote de La Mancha” con la colaboración de lo más selecto de las letras conquenses, de la revista “Aspas Manchegas”, ya imprescindible en la cultura moteña, y la Fiesta en Honor de la Virgen de Arriba, patrona de los molineros, son los ladrillos que las personas de esta asociación están poniendo para levantar los muros del culto a lo manchego, y por consiguiente el culto a la figura de el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha y a la persona le dio la vida, Don Miguel de Cervantes Saavedra.

En La Mota hay más sectores implicados con el fin de construir el homenaje a Cervantes y su obra. La denominada QUIJOTADA 2003 ha nacido fruto de ello. Pero la celebración de este maratón de lectura ha sido mucho más que un simple acto de encuentro literario y festivo; la QUIJOTADA ha sido la unión de los vecinos de Mota del Cuervo, concienciados ya de que es necesaria la participación de todos y cada uno de nosotros. “Mota del Cuervo se volcó con la Quijotada 2003”, rezaba el titular de EL DÍA DE CUENCA, y es que no se podía expresar de otra forma la presencia activa de cientos de personas, representantes o no de los diversos colectivos locales, en este acto que se presenta como el primero de muchos en años venideros y que lleva implícito el afán de superación en todos los sentidos. Los que estuvimos presentes en este pionero acto cultural pudimos comprobar cómo el fuerte asociacionismo de que disfruta nuestra localidad puede convertirse en uno de los catalizadores de la Fiesta del Centenario.

En otro orden de cosas, no conviene olvidar el papel de los políticos locales y regionales. La clase política debe ser consciente de la excepcionalidad del Centenario y son los primeros que deben dejar de lado sus diferencias, para llegar a puntos de encuentro desde donde se construya con eficacia un Centenario para todos y todas, independientemente de su raza, creencias religiosas o afinidades políticas. ¿Es esto algo que se está consiguiendo?, por el bien del IV Centenario esperemos que así sea. Por el momento, a nivel regional está la recientemente creada empresa pública “Don Quijote de La Mancha 2005”, entre cuyos fines está el que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha promueva cuantas actuaciones propicien que el IV Centenario contribuya al desarrollo social, cultural y económico de Castilla-La Mancha, así como el fomentar y difundir los valores universales de justicia, libertad y solidaridad que el Quijote simboliza.
Después de haber hecho este breve repaso a la actividad que la sociedad de Mota del Cuervo está realizando, no cabe sino lanzar al aire unas cuestiones: ¿Estamos los moteños preparados para recibir el IV Centenario de la edición del Quijote?, ¿qué nos queda por hacer hasta el 2005?. Pensemos.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.