728 x 90

Revista 14

Diálogo entre Chispa y Voltio en torno a la energía eólica

  • III Época
  • Septiembre 2003. Extraordinario
  • Por Aspas Manchegas
  • 107 lecturas

La jornada se presentaba plena de trabajo. Chispa, siempre ordenada y planificadora para evitar perder tiempo, revisaba a primera hora la lista de tareas diarias. La agenda prometía un día completo de labores y especialmente agotador.

Hoy tenía que estudiar acerca de las energías, sobre todas las energías. Las renovables, es decir, la que se presenta en la Naturaleza de forma casi inagotable, las no renovables, y las alternativas posibles.

Pero en particular, debía aprender sobre la energía eólica, la energía del viento. La energía que nos regalan las masas de aire en movimiento. Esto le atraía muchísimo. Conocer para saber y ser capaz de resolver adecuadamente las situaciones ambientales, era para Chispa algo superior.

Por ello se dispuso a trabajar. Reunió muchos libros, manuales, escritos sueltos, láminas, fotografías, ... Y comenzó a leer apasionadamente.

La energía del viento se viene utilizando en distintas aplicaciones desde el comienzo de la historia de la humanidad. Se utilizaba -y se utiliza en ocasiones- para mover embarcaciones, moler granos o bombear agua.

Esta energía es tan importante, que los griegos tuvieron en Eolo al dios del viento, hijo de Poseidón. También supo que en la Isla de Creta existe un ejemplo de energía eólica, molinos de viento diseñados por ingenieros venecianos allá por 1640, que acondicionando bombas se utilizan para irrigar una fértil planicie. Las aplicaciones de la energía eólica son variadas, electrificación de viviendas, producción de energía eléctrica.

Chispa estaba tan concentrada que no escuchó que habían llamado con la campanilla. Era Voltio que pasaba a saludarla y tenía por costumbre tocar la campanilla y entrar seguidamente.

- ¡Hola!, ¡Hola! ... Chispaaa, menudo susto se dio Chispa -¿qué tal van tus cosas?

- ¡Vaya susto! Voltio, -comenta sobresaltada Chispa- estaba tan atenta meditando sobre la importancia de las energías, en especial la energía eólica, que no había advertido tu llegada.

- Pero, ¿qué escribes?, si casi no se te ve detrás de tantos papeles, ¿por qué estás invadida con tnatos libros y papeles?

- Mira Voltio, resulta que aprendo sobre las energías en general, pero particularmente sobre la energía eólica. ¿Puedes, acaso, contarme algo?



- Mmmm, mmmm, mmmm..., veamos ¿qué podría decir? Primero comenta qué has hecho y veré cómo y cuánto puedo colaborar en este tema.

Una vez que Chispa mostró la documentación y lo que había escrito, Voltio revisó detenidamente los datos y el contenido general del trabajo. Reflexionó y dijo:

- Chispa, has acopiado buena información sobre la energía eólica. Creo que podré cooperar en el desarrollo de algunos aspectos para completar tu trabajo.

- ¡Vaya! qué suerte tengo -gritó Chispa-, sabré aún más sobre la energía del viento.

Así, los buenos amigos Chispa y voltio continuaron leyendo y escribiendo largo rato. Hicieron gráfcos y tablas descriptivas. En éstas redactaron las ventajas y también los inconvenientes de las distintas energías. Luego, compararon la producción de energía de cada una y llegaron a interesantes conclusiones.

El ahorro energético es fundamental para alcanzar un desarrollo sostenible -dijo Voltio con cierto acento afrancesado- en tanto escribía otros resultados.

Textos: Silvia Jaquenod de Zsögön ©
Ilustraciones: Oscar Cantalapiedra López ©

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.