728 x 90

Revista 13

En un lugar de La Mancha... de cuyo nombre sí quiero acordarme

  • III Época
  • Febrero 2003. Extraordinario
  • Por Aspas Manchegas
  • 119 lecturas

Manchana jakiri aski amuyt'asiri tata Kijuti". Así suena el título de El Ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha en aymara, una de las lenguas indígenas de mayor uso en Bolivia y Perú a la que se está traduciendo la obra de Miguel de Cervantes.

A pesar de que hace casi cuatro siglos que comenzaron a conocerse sus aventuras y andanzas por La Mancha, la influencia de El Quijote no sólo sigue vigente sino que también continúa creciendo.

Y es que Don Quijote tiene un sitio privilegiado en la literatura universal. Es un símbolo de humanidad y un mito que La Mancha siente honrosamente como suyo.

En el año 2005 se cumplen 400 años de la primera edición de este libro, la novela más universal de la historia de la literatura española. Desde entonces, ha vivido y sigue viviendo en el corazón de millones de personas la grandeza que Don Quijote representa. Desde el Gobierno regional creemos que el homenaje se lo ha ganado a pulso.

Como territorio y casa de Don Quijote, La Mancha tiene la responsabilidad de celebrar este Centenario. Por ello, es un grato placer que las Cortes de Castilla-La Mancha hayan aprobado la Ley del IV Centenario, que se haya constituido una empresa pública con el nombre de "Don Quijote de La Mancha 2005, S.A.". Pero lo que es más importante: la idea ha recibido numerosas adhesiones desde los agentes sociales hasta entidades como la UNESCO, pasando por muchos ayuntamientos.

Pretendemos celebrar un Centenario respetuoso con el libro y su autor, que rinda homenaje al personaje del caballero de la triste figura y a toda la constelación de sueños y realidades que a él se refieren, pero no será una conmemoración puramente erudita.

Deseamos que el Centenario suponga también una oportunidad para la promoción internacional de Castilla-La Mancha en todos los frentes, y que integre el esfuerzo e ilusión de cada castellano-manchego en la consecución del objetivo de situar a La Mancha en el mapa del mundo. Queremos que este pretexto sirva para poner de moda nuestra región e, incluso, para conseguir aumentar algunas décimas el Producto Interior Bruto (PIB).

A su vez, ha de ser un acontecimiento abierto, porque el universo que gira alrededor de la figura de Don Quijote es casi infinito. Don Quijote es un personaje de La Mancha, pero patrimonio de toda la humanidad, sus valores universales contradicen cualquier intento de exclusividad. Castilla-La Mancha tiene la obligación de liderar la organización del Centenario, pero también de llevarlo a cabo con voluntad de concertación y apertura.

La celebración del IV Centenario de la primera edición de El Quijote es una oportunidad excelente para recordar al mundo que La Mancha existe, que no es ficción, sino una región con muchas posibilidades y un importante patrimonio que se puede visitar y se debe conocer y que está poblada de gentes que no van a dejar de soñar en un mundo mejor.

Hay que tener la inteligencia de ver el Centenario como una oportunidad excepcional y los castellano-manchegos tenemos que saber crear esta oportunidad y saber aprovecharla.

"Que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino", dice Miguel de Cervantes. Pretendemos que sea un Centenario enfocado desde la apertura de nuevos caminos y horizontes para el hidalgo Don Quijote y su legado, que las "aspas" de esta región giren en la dirección del desarrollo, el progreso y el conocimiento universal de La Mancha.

Estoy convencido de que nuestra región será a partir del año 2005 un referente mundial, que se convertirá en un lugar de peregrinación para los amantes de El Quijote y de los ideales que encarna este personaje. Castilla-La Mancha será ese lugar del que sí querremos acordarnos y para lograrlo, los castellano-manchegos haremos un esfuerzo quijotesco. Don Quijote lo merece y La Mancha también.

¡Feliz Don Quijote de La Mancha 2005!

José María Barreda Fontes
Vicepresidente de Castilla-La Mancha

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.