728 x 90

Revista 13

ESCUELAS DE 'EL SANTO': PEQUEÑA HISTORIA

  • III Época
  • Febrero 2003. Extraordinario
  • Por Aspas Manchegas
  • 121 lecturas

Las escuelas de “El Santo” tienen ya ciento diecisiete años. Por sus aulas han pasado alumnos de varias generaciones, en sus aulas han dado lo mejor de si mismos muchos maestros y maestras.
Hace muy poco (curso 1995-96) “El Santo” dejó de cumplir la función para la que fue construido. Ya no alberga entre sus muros de piedra a casi toda la chiquillería del pueblo, ni se adormece con el suave y cansino murmullo de voces infantiles recitando las tablas de multiplicar, ni se alegra al dejar salir por sus ventanas los ecos de cánticos tradicionales. Ya no cuelgan de sus paredes las fotografías enmarcadas de reyes, jefes de estado o presidentes del gobierno que cambiaban según el devenir de los tiempos. Se recogieron los mapas, se quitaron los pupitres... ya no oyen los vecinos la explosión del alegre griterío a la hora de salir al recreo, o a la hora de salir de las aulas al final de jornada.
Sus pupitres acogieron, desde los tinteros y plumas se escribir, enciclopedias, plumieres, libretas... hasta los más modernos y sofisticados bolígrafos, libros de texto a todo color, super-estuches con varios apartados, magníficos cuadernos y han llegado incluso a tener televisión, video y algún ordenador.



“El Santo” con algunas pequeñas reformas y adaptaciones ha servido durante todos estos años para cumplir el cometido para el cual se construyó.
Moteños de varias generaciones guardamos en nuestra memoria experiencias vividas entre estas queridas paredes: el aprendizaje de nuestras primeras letras, el recuerdo de nuestros compañeros y compañeras de clase, nuestros sencillos juegos infantiles, la alegría de nuestra infancia, aquellos disgustillos ocasionados por alguna pelea don algún chicote o chicota o por el castigo que se nos imponía por algún mal comportamiento, la bolsilleta con el cazurro para la leche, la braserilla o la lata con la lumbre para calentarse los pies en el frío invierno, los alpargates con suela de goma o de esparto , a veces demasiado rotos...
Al “Santo” se le retiró de la función para la que fue construido. Ha pasado unos años en silencio, pero ahora ha sido acicalado, reformado en profundidad y adaptado a los nuevos tiempos. Alberga en su interior una buena biblioteca, sala de ordenadores, ludoteca, las estancias para actividades de la Universidad Popular...En su entrada reza: “Centro Cultural El Santo”
Ahora luce de nuevo, orgulloso de poder servir para guardar y dispensar la cultura a la gente de nuestro pueblo... Al fin y al cabo es lo que siempre hizo


DATOS HISTÓRICOS DEL ARCHIVO MUNICIPAL DE LAS ESCUELAS DE “EL SANTO”


Comenzamos nuestra historia allá por el año 1870...
En sesión del pleno del Ayuntamiento fechada el 14 de enero de 1870 se habló de trasladar la escuela de NIÑAS, incapaz y sin condiciones higiénicas de luz y ventilación, al salón del teatro que es propiedad del ayuntamiento.
(El salón del teatro estaría situado en la “Casa Señorial” donde hoy albergamos el cuartelillo de la policía locas, el conservatorio y el juzgado de paz (¿?) )
Se va viendo, en reuniones posteriores, la necesidad de construir un edificio o edificios para dotar al pueblo de unas escuelas dignas.
Existe en el Archivo Municipal un primitivo proyecto fechado en Madrid, el 10 de diciembre de 1881 y fue realizado por el ilustre arquitecto Sr. Belmar, siendo alcalde del pueblo Gregorio López.
En el proyecto en cuestión, y resumiendo mucho todos los razonamientos y cuentas del arquitecto, se propone construir tres edificios distintos, situados en distintos lugares del pueblo y que correspondería a:


ESCUELAS DE NIÑOS
ESCUELAS DE NIÑAS
ESCUELAS DE PÁRVULOS.



1. ESCUELA DE NIÑOS: la proyectaba en un solar de forma rectangular de 17m x 25m de fondo, que estaba situado en la calle Juan Ginés, actualmente Alonso Cano, con salida al oeste por el callejón que va de la Plaza Mayor a la Plaza del Coso (Cervantes).
En el mismo edificio irían las habitaciones de la maestra con cierta independencia.

Las dependencias que el arquitecto considera indispensables en una escuela son:
- Vestíbulo
- Guardarropa
- Sala de Clase
- Retretes
- Patio

El importe de las obras para la construcción de este primer edificio hubiera sido de 20.622,15 pesetas.

2. ESCUELA DE NIÑAS: el edificio para la escuela de niñas lo pensaban situar en un rectángulo de 18m de fachada por 24m de fondo, que lindaba por el norte con la vía pública, al mediodia con un huerto, al saliente con una casa de D. José Ramos y al poniente con una casa de D. José Moreno. (no indica el nombre de la calle.)
Las dependencias son las mismas que en la escuela de niños.

El importe de las obras para esta segunda construcción sería de 20.945,12 pesetas.

3. ESCUELA DE PÁRVULOS: el edificio proyectado para escuela de párvulos , se había situado en un solar rectangular de 15m de fachada por 26m de fondo, el cual linda al saliente con la casa de Miguel Castellano, al Norte con la vía pública, al mediodía con la calle El Conde, (hoy Ramón y Cajal) y al oeste con una casa de Dña. Francisca Castellano Cano.
Las dependencias serían las mismas que en los otros dos edificios proyectados.

El precio presupuestado para el tercer edificio ascendería a 21.525,04 pesetas.

El proyecto de estos tres edificios nos ha maravilla do por la pulcritud y finura de detalles que el arquitecto Sr. Belmar tiene tanto en la redacción como en cálculos y descripción de materiales, los cuales siempre de primerísima calidad.
Al elaborar su proyecto, el Sr. Belmar tiene en cuenta la más moderna pedagogía de la época. Cita por ejemplo a Fröebel.(pedagogo alemán 1782.1852). Tomemos textualmente lo que dice el arquitecto:
“Hay una dependencia que en la actualidad tiene grandísima importancia, tal es el patio.
Hoy el espíritu de la enseñanza se ha variado completamente, hoy es ya axiomático que debe educarse e instruirse a los niños teniendo en cuenta su movilidad de carácter.
Hoy los sistemas nacidos de Fröebel, son los más importantes, los que mejores resultados dan y es forzoso que las escuelas tengan un sitio donde los muchachos puedan estar, a determinadas horas al aire libre y en perfecta movilidad. Así pues, hemos dispuesto en el centro del edificio de un PATIO digno complemento de las demás dependencias y tan importante como cualquiera de ellas para los fines de la enseñanza.”

Bellísimo este párrafo donde podemos observar como el arquitecto de acuerdo con Fröebel valora el patio como sitio donde los niños pueden disfrutar de juegos y moverse libremente, ya que lo necesitan para su desarrollo.
Avanzando en la lectura del proyecto y resumiendo, ya que el contenido es muy extenso vemos como el arquitecto Sr. Belmar hace cálculos de cómo tendrían que ser las clases y como se distribuirían los alumnos que habría por aquella época, los habitantes del pueblo de ese año eran 3.192.
El número de alumnos que se calcula que asistían a clases serían, en todo el pueblo 244,76 alumnos de los cuales el 60% eran párvulos, niños y niñas y el otro 40% eran niños y niñas de diversas edades y el arquitecto distribuyó en un 20% de niños y otro 20% de niñas, aunque hasta entonces las niñas iban muy poco a la escuela, siendo muy concurrida la de niños.
Según el arquitecto Sr. Belmar teniendo en cuenta las características del pueblo y la Estadística General de Primera Enseñanza de la Dirección General de Instrucción Pública, se hace un estudio de edificios para 73 alumnos niños y 73 alumnos niñas. Para párvulos se proyecta una clase con una capacidad para 146 alumnos niños y niñas.

Este primitivo proyecto de tres edificios se abandona ya que quedan desiertas las subastas y parece ser que resulta excesivamente caro para la época.


José María Barreda visitó Mota del Cuervo el día 12 de febrero de este año, para inaugurar, junto con el alcalde, Alfonso Escudero y otras autoridades, el nuevo edificio de las Escuelas del Santo y la Casa Tutelada, viendo también las obras del Auditorio.
Subió a los Molinos, donde fue recibido por la Junta Directiva de nuestra Asociación, valorando muy positivamente la gestión de los molineros moteños, a los que pidió se participación activa en el Comité Organizador del IV Centenario del Quijote.


Cuenca, 24 de enero de 1885, en esta fecha hay un nuevo proyecto, esta vez el arquitecto es Rafael Alfaro, en cuya introducción se explica porqué se abandonó el primitivo proyecto de Belmar.
Dice Alfaro: “La construcción de los tres edificios resultaría de más de 100.000 pesetas que con el coste de los solares elevaría considerablemente el importe total de la edificación propuesta, y para lo cual no cuenta el Ayuntamiento ni es posible llegarlos. En su virtud, propongo al Ayuntamiento que se abandone el proyecto en forma de construcciones aisladas y se sustituya por un grupo escolar, y de esta manera satisfacer las necesidades en modo análogo.”

Según los cálculos de este arquitecto, abaratando materiales y concentrando los tres edificios en uno solo sería de unas 55.702, 80 pesetas, muy inferior al precio de las tres edificaciones aisladas.
Esta cantidad presupuestada aún se rebajaría a 49.048,16 pesetas, pues se rebajan algunas partidas, porque los recursos del momento en el Ayuntamiento no alcanzaban a más y tenían que dejar una cantidad para adquirir los solares del emplazamiento.
Según las obras contratadas, las escuelas podrían empezar a funcionar, sin haberse terminado las viviendas de los maestros, que irían en la planta superior y algunos otros detalles.


COMPRA DE TERRENOS PARA LAS ESCUELAS DE “EL SANTO”
15 de Abril de 1885.


Ante el notario D. Fidel Castellano, Vecino de este lugar, de presencia, D.Martín Izquierdo en representación de su hermana Dña. Petra Izquierdo de 32 años, soltera, propietaria de los terrenos.
Los terrenos que se compraron para hacer el grupo escolar eran tres casas, “Situadas en la manzana sin número que hacen la calle Mayor Alta, calle Conde Alta, Plaza de la Cruz Verde y travesía calle Mayor a calle Conde. Llamado calle del León.”

Tenían la tres casas,1.100 m en todo su conjunto. Sus linderos eran:

- Por saliente: otras casas: Nicasio, Lillo y otros.
- A mediodia: calle El Conde (Ramón y Cajal)
- Al poniente: calle El León (antes calle de La Cruz hoy calle Escuelas)
- Al norte: calle Mayor Alta y casa de D.Carlos Izquierdo.

El precio de todo conjunto quedó fijado en 11.000 pesetas.
Pagó el Ayuntamiento el importe de 10.000 pesetas a cuenta ( se conserva en el archivo el resguardo de dicho pago del Banco de España, fechado el 18 de Noviembre de 1892).
A parte de eso hay documentos que acreditan el pago de las 1.000 pesetas restantes.

Fueron testigos del pago D. Doroteo García Izquierdo y D. José María Pulpón, el depositario fue D. José María Pedroche.

SUBASTA Y ADJUDICACIÓN DE OBRAS

Se hizo cargo de este proyecto el contratista Gregorio Yuste de Madrid que se comprometió a realizar las obras por la cantidad de 48.813 pesetas con 12 céntimos.

Las obras duran menos de un año y las dan por terminadas en Febrero de 1886.

FINALIZACIÓN DE LAS OBRAS

El día 13 de Febrero de 1886, el arquitecto Sr. Alfaro, el contratista D. Gregorio Yuste y el Sr. Alcalde D. José Izquierdo, van a reconocer y examinar las obras terminadas, dándolas por bien construidas con arreglo al proyecto aprobado.
Dan por concluidas las obras y levantan acta de ello.


Termina aquí la pequeña historia de la construcción de este querido edificio... No de hizo del todo mal, porque ahí está, su sencilla y austera fachada viendo pasar los años con sus cambios y sus historias

Este resumen es parte de un extenso trabajo realizado por un grupo de maestras/os del C.P. Virgen de Manjavacas sobre la historia de la enseñanza en Mota del Cuervo, en la cual las escuelas de “El Santo” tienen un papel preponderante.

El grupo estuvo formado por: Elena Castellano, Isabel Castellano, Ana Maria Castellano, Mª Dolores Cruz, Teresa Esteras, Esperanza Moreno, Anibal Martinez y Lucio Zarco. Con la colaboración de la archivera municipal, Mª José Rodríguez.

Isabel Castellano.
Esperanza Moreno.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.