728 x 90

Revista 12

Declaraciones del Secretario General de la Unesco, D. Tomás Solís Gragera

  • III Época
  • Agosto 2002
  • Por Aspas Manchegas
  • 116 lecturas

Con sumo agrado me propongo redactar estas líneas, a petición de un grupo de amigos de Castilla-La Mancha con quienes, por razón de trabajo, vengo compartiendo algunas inquietudes en el agradecido ámbito de las actividades de la Comisión Nacional de la UNESCO en nuestro país.

En efecto, y gracias a ellos, en Castilla-La Mancha, se han iniciado una serie de actividades conducentes a fortalecer la presencia de la UNESCO. A lo largo de los últimos años, contactos, presencias concretas de dirigentes de la UNESCO en Actos Académicos y Culturales, convocatoria de Seminarios, etc., han sido una inicial referencia. Junto a ellos, hubo también un hecho significativo que tuvo lugar hace tres años y que, de alguna manera, marca un momento de iniciación significativo, para una actividad permanente y consolidada por parte de la UNESCO en la región. La inauguración de un Centro Multimedia de Información en Mota del Cuervo, ubicado en uno de sus Molinos, fue un acto casi sentimental, pero de enorme interés. Tras una serie de iniciativas y gestiones por parte de las Autoridades conquenses, el anterior Director General de la UNESCO, D. Federico Mayor Zaragoza, concedió una pequeña ayuda económica para que, en ese sin par "Balcón de Castilla La Mancha", inigualable póster de la Mancha, ese molino, fuera reconocido como un punto simbólico de la presencia de la UNESCO. Y, en tal sentido, dicho Molino se acondicionó de manera, que fuera un lugar de consulta, información y divulgación de las actividades que pudieran desarrollarse.

Todo eso estaba hecho cuando yo me he incorporado gozosamente al desarrollo de las tareas de la UNESCO en nuestro país. Las Autoridades manchegas, recientemente, me invitaron a conocerlo, al tiempo que me ofrecieron la oportunidad de reunirme con ellos para analizar las posibilidades que se presentaban. Me encontré -debo decirlo- con un ánimo despierto y deseoso de hacer cosas. Y ese camino emprendimos.

Es una satisfacción poder decir que, también el pasado mes de abril se ha inaugurado el primer Centro UNESCO de la región, situado en la Biblioteca Municipal de Tembleque, dotado todavía de pocos medios personales y materiales, pero, a cuyo frente, contamos con una persona joven dotada de gran capacidad e ilusión. Otro buen punto de partida que ya tiene actividades y conexiones en su haber, conjunta y coordinadamente, se han empezado a hacer cosas en Mota del Cuervo. El Campo de Montiel, a varios de cuyos Alcaldes tuve la satisfacción de recibir en Madrid y comentar con ellos las posibilidades que se presentaban, también es Comarca donde la programación de algunas actividades es un hecho, algunas de enorme interés relacionadas con el próximo Centenario de la publicación de El Quijote, fecha a conmemorar y para la que las Autoridades manchegas han manifestado un especial interés, en el que no faltará la colaboración y el compromiso de la Unesco.

Son todavía actividades sueltas pero que marcan un camino. Camino ya iniciado en muchas otras Comunidades Autónomas, a las que ahora se suma Castilla-La Mancha. Así, es de todas conocida la importante presencia de la UNESCO en Comunidades, como Cataluña, País Vasco y Andalucía, y más recientemente las de otras como Melilla, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, etc.

Ni qué decir tiene que la UNESCO es un Organismo de Naciones Unidas, que ofrece los más amplios campos en los que se puede colaborar: Educación, Ciencia, Cultura, Información, etc. En todos ellos cabe la aportación generosa de las gentes manchegas. Ciertamente, dado el grado de desarrollo de la Comunidad, y dentro de las coordenadas de la UNESCO, no hay demasiadas cosas ineludibles a hacer, en comparación con las necesidades que presentan otras zonas de la geografía del ancho mundo y que requieren la presencia inexcusable de la UNESCO, como pudiera serla alfabetización, formación profesional, etc.

En la Comunidad de Castilla-La Mancha, y a esos niveles, los problemas están resueltos o, al menos, planteada su solución. Pero sí hay otros ámbitos en los que la presencia de la UNESCO puede resultar de enorme interés positivo. Ese es el mundo inabarcable de la cultura, de la Información para todos, de la defensa de una educación en "valores", en los temas del Patrimonio Histórico, tanto material, como inmaterial, en los que esa Comunidad es sumamente rica y agradecida. Ahí está la UNESCO para profundizar en esos ámbitos y señalar los caminos y para eso contamos con la oferta desinteresada de las Autoridades manchegas y con la colaboración segura de las gentes de la Región, tan representativas de la esencia de nuestro país.

Trataremos de incorporar al mayor número posible, de los más diferentes ámbitos, sin límite de edad. Cabe la aportación generosa en el mundo de las Escuelas Asociadas, de las Asociaciones, Centros y Clubes UNESCO, de las Cátedras UNESCO, de la Cultura, del Arte y del Teatro y, como decía, de todo lo que implica la defensa y promoción del propio Patrimonio.

Así he tenido ocasión de decírselo a mis amigos de la Comunidad de Castilla-La Mancha y así quiero reiterarlo en esta oportunidad que me brinda la revista "Aspas Manchegas". He querido dictar estas líneas de saludo y compromiso, de la manera más directa posible pues, a mi juicio, es la forma de mostrar mi actitud personal -que pienso mantener en este puesto que se me ha encomendado como Secretario General de la Comisión Española de la UNESCO- y responder a la actitud sincera, abierta y desinteresada que he encontrado. Valga, pues, mi felicitación a todos y la ratificación de mi compromiso.

Tomás Solís Gragera

Secretario General

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.