728 x 90

Revista 12

MIRANDO AL FUTURO DE LOS MOLINOS DE VIENTO

  • III Época
  • Agosto 2002
  • Por Aspas Manchegas
  • 118 lecturas

Nos encontramos en un momento importante para el futuro de Mota del Cuervo. Se madura la idea de la "CIUDAD DE LOS MOLINOS", como elemento principal del desarrollo turístico y cultural de la localidad.

Los Molinos son el símbolo y la referencia más representativa de nuestra identidad. Tenemos un sentimiento generalizado, a la vez que orgullo, de pertenecer a un pueblo con Molinos de Viento, y así lo manifestamos cuando nos encontramos en otros lugares.

Es una gran suerte de que los Molinos estén situados en un lugar tan singular, con notables valores naturales y paisajísticos, y a su vez próximo a la localidad, lo que vincula estrechamente al pueblo con sus Molinos, que actúan a modo de abrigo sobre él. La fuerte pendiente del terreno y la protección impuesta por los planes urbanísticos, han preservado la zona de alteraciones que degradaran el paisaje.

Ahora, durante la elaboración del Plan Especial de Desarrollo de la Zona Protegida de los Molinos de Viento, tenemos la oportunidad de discutir y estudiar con detenimiento cuál queremos que sea el futuro de la zona.

Considero que las cuestiones primordiales, que debe alcanzar el Plan Especial son:

Realzar la figura y simbolismo del Molino de Viento; Conservar y mejorar las condiciones naturales y paisajísticas de la zona; Crear las bases de una dinamización de las actividades culturales relacionadas con los Molinos de Viento y Activar las visitas culturales y turísticas.

Hemos de estudiar con detenimiento las ideas, siendo muy cuidadosos y respetuosos en los proyectos que se realicen relacionados con los Molinos, y no debemos bajo ningún concepto restar importancia a los mismos. Estos proyectos, independientemente de su envergadura, han de tener como principal finalidad realzar el atractivo cultural de los Molinos.

Un aspecto muy importante para el desarrollo cultural y turístico es la imagen urbana de la localidad.

Desde que en el año 1976 fue aprobado el primer Plan de Urbanismo de Mota del Cuervo, el pueblo ha seguido una pauta de crecimiento, aceptada en mayor o menor medida, pero que, en definitiva, nos ha conducido a lo que es en la actualidad. En general, en mi opinión, bastante bien ordenado desde el punto de vista urbanístico.

Podemos disfrutar de agradables y adecuadas zonas verdes, instalaciones culturales, deportivas, zonas de esparcimiento y ocio, etc. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de nuestro pueblo desde la perspectiva estética de la arquitectura. Estamos lejos de conseguir una conciencia general de respeto y conocimiento de los valores culturales de la arquitectura tradicional.

Sólo tenemos que pasear por calles o plazas para observar la diversidad de materiales y colores impropios de nuestra cultura que lucen bastantes fachadas, y que por funcionalidad o modernismo han deteriorado la imagen de pueblo manchego que tuvimos hasta hace 30 años. Son envidiables los ejemplos de pueblos manchegos que muestran un sentimiento generalizado de conservación de la arquitectura tradicional.

En Mota del Cuervo se ha realizado una importante regeneración de las edificaciones. Disfrutamos en general de edificios y viviendas con buenas condiciones de habitabilidad y confort. Mostramos notable interés por todos los aspectos estéticos del interior de los edificios, pero hemos sido incapaces de comprender la importancia de su aspecto exterior conjunto, que es, en definitiva, la imagen del pueblo. No hemos sabido, en bastantes casos, mantener las características de la arquitectura manchega.

Nuestra vida transcurre en gran medida en el exterior de los edificios. Usamos la calle para numerosas manifestaciones de tipo personal, social, cultural, etc. Si conseguimos que el entorno urbano sea congruente con nuestra cultura, es seguro que disfrutaremos de mejores condiciones de vida y de mayor conciencia de pueblo, sintiéndonos más realizados y más orgullosos de nuestro patrimonio cultural y social.

Navega por el sumario, para leer los distintos artículos de este número.